El comisario Alfredo Miguel Valenzuela es la nueva autoridad de la seccional policial Tercera, y reemplaza al subcomisario Ramón Oscar Albino, tras la fuga masiva durante la madrugada navideña en la cual se escaparon nueve detenidos, tras forzar una puerta de pabellón y huir sin ser vistos.
De los nueve detenidos que se escaparon durante la madrugada del viernes, hasta anoche tres fueron recapturados. Vale recordar que los nueve fugados formaban parte de un grupo de 31 presos investigados por delitos varios. De los dos pabellones de la Tercera, la mayoría fue alojada en el B luego que trascenderían casos positivos de Covid-19.

De acuerdo a datos extraoficiales, los detenidos forzaron los pasadores de una puerta de la dependencia y abrieron un ventiluz por el que saltaron a la guardia de la comisaría y desde allí a la calle con destinos inciertos. Ninguno de estos movimientos fue advertido por los “llaveros” de turno.

Todas la actuaciones son comunicadas y ordenadas por la jueza de Instrucción 2, Nuria Allou, de la Tercera Circunscripción Judicial.

Antecedente

En febrero de este año y tras dos meses de intervención, Ramón Albino había asumido la máxima responsabilidad en la comisaría Tercera.

El 10 de diciembre de 2019, del mismo lugar se escaparon tres detenidos a delitos federales, causas por violación a la Ley 23.737.

Esto provocó traslados de varios uniformados con los sumarios correspondientes ya que la fuga se produjo sin que se rompiera o forzara ninguna cerradura o pasador de puertas de rejas. Los candados fueron abiertos con llaves.

Negligencia de “llaveros”

De los primeros datos surgidos de la investigación, no habría evidencia de complicidad de los guardias en la fuga. Lo que sorprende a las autoridades es la “negligencia absoluta” que facilitó el escape de nueve presos.