INICIO  |  CONTACTO  |  EDICIONES ANTERIORES 13/12/2017 - 13:53:31   
 
          

“Más allá de saber íntimamente que cometió un delito, toda persona tiene el derecho de defensa”

31/07/2017

El abogado Rodrigo Torres Muruat juró como defensor oficial de la III Circunscripción Judicial. Este joven profesional ejercía el cargo de secretario del juzgado de Instrucción N° 1 de Eldorado. Compartimos la entrevista concedida a www.infoeldorado.com en la que analizó la situación del a justicia misionera..


¿Cómo llegó a concursar para el cargo de Defensor Oficial? “El año pasado, antes de mayo se abrió el concurso público, yo trabajo en la justicia desde hace más de tres años, me pareció interesante la propuesta y, por tal motivo me presenté en el concurso. Tras más de dos años de trabajar en la justicia como secretario de Instrucción consideré que estaba en condiciones para, por lo menos presentarme al concurso. Decidí rendir ante el Consejo de la Magistratura el examen, quedé en la terna y, luego el gobernador (Hugo Mario) Passalacqua elevó mi nombre a la Legislatura Provincial”. ¿Cuáles son los antecedentes profesionales del doctor Rodrigo Torres Muruat? “Muchos años de ejercicio de la profesión en forma independiente. Me recibí en 2003. Y creo que es importante, no excluyente, que quienes trabajamos en la justicia tengamos conocimiento de lo que sucede fuera del ámbito judicial. Es decir que conozcamos, como se dice vulgarmente la calle. Desde el 2003 hasta el 2014 trabajé como abogado particular. En abril de 2014 ingresé como secretario del Juzgado de instrucción Nro. 1 de la III Circunscripción Judicial con sede en Eldorado”. ¿Cómo ve hoy a la justicia misionera? “Bien. Desde ese primer momento que comencé a trabajar como abogado particular, veo que la justicia misionera cambió mucho. Que tuvo un salto de calidad importante, sigue avanzando, pero también debo decir que faltan muchas cosas; pero hay una comprensión de esas necesidades”. ¿Cree que se fue profesionalizando de un tiempo a esta parte la justicia misionera? “Si. Desde hace muchos años se advierte que en la Argentina es muy particular la selección de nuestros jóvenes en las carreras universitarias a seguir. Las carreras sociales son más elegidas que las técnicas. Esto hace que, por ejemplo, sobren abogados. Yo no sé si es tan necesario la cantidad de abogados con que cuenta la Argentina y, Misiones no está ajeno a eso. No obstante, aprovechemos la inclinación de los jóvenes de estudiar esta carrera universitaria y profesionalicemos aún más la justicia”. ¿En cierta forma, con su nuevo cargo pasa del “otro lado del mostrador”? Es decir que de secretario de un juzgado de instrucción pasará a ejercer la defensoría oficial de personas supuestamente que cometieron un delito…. “En realidad yo ya había pasado del otro lado del mostrador cuando asumí como secretario del Juzgado de Instrucción Nro.1 de Eldorado; ya que como le comenté, anteriormente trabajaba como profesional independiente. Pero en cierta forma sí, porque pasaré a ejercer la defensoría oficial” ¿Cómo será para usted defender a una persona que, en el fondo sabe, porque así lo revelan los hechos o porque lo confesó el propio imputado fue el autor del hecho que se le imputa? “Es una pregunta lógica la que usted me hace. Y, que se hace mucha gente y es bueno explicarlo. El delito en sí tiene una consideración especial en la sociedad en general. Hay un reclamo de justicia en forma generalizada aunque indefinida de parte de los ciudadanos y, ahí es donde ingresa el Estado y el Poder Judicial, como parte del gobierno en forma independiente. El Estado es quien debe perseguir los delitos y procurar un ámbito de amparo al ciudadano perjudicado; pero no podemos convertir a esa persona que supuestamente cometió un delito en un paria. Esa persona tiene el derecho de ser defendida y si no tiene los recursos económicos para contratar un profesional es el Estado quien debe brindarle un marco de amparo mínimo; allí surge la necesidad del Defensor. Y, yo creo en el rol del defensor oficial. Más allá de saber íntimamente que la persona cometió incluso un delito aberrante tiene el derecho de ser defendido de la mejor manera; es decir que sus garantías serán respetadas y de la misma manera la sociedad tiene el derecho de tener un mejor servicio de justicia. El rol del defensor no debería ser ajeno a ese reclamo de justicia”. Concretamente; ¿usted va a ejercer la defensa de pobres y ausentes? “No. Esa es una figura muy antigua. Yo soy, o seré, defensor oficial de aquellas personas que no pueden pagarse un abogado o, más allá de que puedan o no, no hayan designado a un abogado y como lo establece la norma procesal no pueden transitar un proceso penal sin asistencia letrada “. ¿Cómo analiza la figura del abogado querellante? “El querellante es una figura novedosa para nuestro Código de Procedimiento. Fue incorporada en la reforma de 2014 pero es distinto al rol del defensor. Eso está ligado al abogado particular, a la necesidad de justicia que pueda tener la víctima. Es interesantísimo su rol, porque antes la víctima no tenía participación en el hecho que se investigaba y por el cual esa persona había sido afectada. La figura del querellante permite que tenga las mismas atribuciones y derechos que el fiscal”. ¿Hoy en Misiones hay una justicia independiente? “Si. Totalmente independiente. Yo rescato a la justicia misionera. La justicia no tiene incidencia en la política. Todos quienes actúan en la justicia tienen un compromiso con ella sin la necesidad de tener que pasar por el consentimiento de otros poderes del Estado”. La III Circunscripción judicial que es la que le compete a usted; ¿está trabajando bien o tiene sobre trabajo? “Sobre trabajo tienen todas las circunscripciones judiciales. Especialmente la justicia penal. Las demás esferas como las civil, la laboral y de familia están sobre cargados, pero no cómo sí lo está la justicia penal. La III Circunscripción Judicial va mejorando. Junto a mi nombramiento como defensor oficial se creó un juzgado con competencia universal en San Pedro; está el juzgado de Iguazú; tenemos juzgados de familia, civiles y de instrucción en Eldorado, aunque no vendría mal un tercer juzgado de Instrucción”. ¿Hay recambio generacional en la justicia misionera? “Si. Es enorme el recambio generacional en Misiones. A excepción de la doctora Liliana Picazzo con una vasta experiencia judicial el resto de las designaciones son todas de gente joven. La participación de los profesionales jóvenes en la justicia es muy importante”. Antes se veía a los jueces, fiscales e inclusive defensores oficiales como personas inalcanzables para la sociedad. Más allá de que por ejemplo en el caso de los jueces hablan a través de sus sentencias, ¿cree que cambió esta imagen que tiene la sociedad hacia los que integran la justicia? “Está cambiando. No creo que haya cambiado del todo, pero se está mejorando en ese sentido. Creo que se hizo mucho para que la justicia llegue a la gente. Estoy convencido que hay un cambio de discurso en ese sentido. Ese juez que desde su sillón determinaba la situación procesal de una persona está cambiando. Los que integramos la justicia somos parte de la sociedad, tenemos distintos roles para cumplir con toma de decisiones, pero también debemos entender que nuestras decisiones tienen repercusión en la vida cotidiana de la gente y, por tal motivo los ciudadanos deben saber de dónde vienen esas decisiones, tienen que saber que pensamos, etcétera. No debemos estar sobreexpuestos, pero si debemos tener una justicia inmediata, cercana y accesible a la gente”. Insisto, se dice que el juez habla a través de sus fallos… “Es así. Yo no hablo de adelantar opiniones. Yo no creo en la mediatización de las causas. Por eso afirmo que las cuestiones penales tienen mucha incidencia en la opinión cotidiana de la gente. Si hay un hecho puntual que toma repercusión es ahí donde el juez debe hacer un trabajo de apartarse de esa mediatización y resolver de acuerdo a su criterio y decisión. El acercamiento de los jueces a la gente no pasa por la mediatización”. La justicia misionera; ¿cuenta con un equipo de profesionales que no son del derecho pero que deben trabajar con la justicia; como psicólogos; ¿peritos, médicos, entre otros? “Se mejoró mucho en este sentido. Por ejemplo, el personal forense de la III Circunscripción Judicial es increíble lo bien que trabaja, lo mismo sucede con los profesionales psicólogos, por ejemplo”. ¿Cuál es el mayor delito que se denuncia, por ejemplo, en el juzgado en el que usted cumplía funciones hasta el jueves como secretario? “El delito contra la propiedad. Robos y hurtos es en su mayoría y no se puede negar que cuando la situación económica no es de lo mejor estos delitos se incrementan. Luego podemos decir que se ubican los delitos contra la integridad sexual. No tenemos depredadores acechando, pero tenemos una realidad notoria de estos delitos principalmente en el ámbito familiar, pero se está trabajando muy bien en este tipo de delitos, tal es así que llegamos a elevar causas al Tribunal Penal en pocos meses”. La IIII Circunscripción Judicial se caracteriza por resolver las causas en forma rápida tanto en la justicia de instrucción como en el Tribunal Penal oral… “Sí”. ¿Hay mucha reincidencia? “Hay reincidencia, principalmente en los delitos contra la propiedad; robos y hurtos ¿Se debe reformar el Código de Procedimientos Penal? “Creo que sí. Se debe reformar nuestro proceso penal provincial. En algún momento tiene que haber una decisión política y de la sociedad y avanzar hacia un sistema acusatorio con jurados. Personalmente soy un admirador de ese sistema judicial. La sociedad es quien, con el sistema acusatorio de jurados podrá juzgar a la persona que supuestamente cometió un delito”. Pero, personalmente no me queda claro cuál sería el rol del juez en el sistema acusatorio de jurados… “En ese sistema el juez se ubica en el rol ideal. El magistrado es el garante de que se cumpla las garantías de las personas en el proceso; el fiscal es el encargado de recoger las pruebas, sostener la acusación. De establecer si la persona debe o no enfrentar el juicio oral y el juez verá si todas esas pruebas que presentan se realizaron bajo las normas de la Constitución Nacional. En este sistema el juez tendrá un rol realmente imparcial porque ahora el rol que tiene lo ubica en una situación particular. Es el encargado de recolectar las pruebas como director del proceso y, a su vez, esas pruebas que recolectó durante cierto tiempo tienen que ser evaluadas por él y por el fiscal y de allí considerar si tienen mérito para ir a juicio. Yo ceo en el sistema acusatorio y en el juicio por jurados”. ¿Usted cree que se debe ampliar a otros hechos los delitos de lesa humanidad? “Creo que se debe tener cuidado. Creo que los antecedentes jurisprudenciales que existen desde la pos guerra cuando se inicia el concepto de derechos humanos puntualmente respecto a delitos de lesa humanidad después que Alemania pierde la guerra la construcción que se hizo al respecto creo que es acertada. Hay que tener mucho cuidado con extender esta frontera a delitos particulares porque no son delitos de lesa humanidad, eso está reservado a las arbitrariedades cometidas por el Estado, pero tenemos un andamiaje jurídico que se debe preservar. Argentina es emblema en el mundo en el establecimiento de ese tipo de delitos y debemos ser cuidadosos”. Hay mucha gente que plantea que el que mata debe morir… Es decir que pide la pena de muerte… “No. Eso es imposible. Hay tratados internacionales a los que está suscripto la Argentina. Yo creo que la cuestión del delito no pasa por el endurecimiento de las penas, sino que obedecen a cuestiones que no atienden puntualmente el origen del delito. Cuando hay exclusión, pobreza y falta de educación aumenta el delito”. Pero la gente dice a esa persona la encontraron culpable y la condenan a prisión perpetua, pero a los pocos años está nuevamente en la calle cometiendo otro delito similar… “Entendemos mal lo que es la detención en prisión. La Constitución Nacional dice que las cárceles no son para castigo, sino que son para re educar a las personas que cometieron un delito y fueron condenadas. Si nosotros no comprendemos eso estamos en contra de la intención que tuvieron aquellos que dieron origen a nuestro país”. Fueron muy cuestionados los jueces que dejaron libres a personas que cometieron delitos graves y que ni bien volvieron a la calle delinquieron, inclusive produciendo violaciones y homicidios…. Es difícil estar en el lugar del juez…. “Es terrible. Sobre todo, en el lugar del juez de garantías. Pero debo aclarar que están sujetos a los que dicen las normas. La cosa no pasa por encerrar y apilar delincuentes en una prisión”. Usted hasta el jueves ejerció la función de secretario de un juzgado de Instrucción. Desde este lunes será defensor oficial. ¿Cuándo firma una sentencia duerme tranquilo? “Como secretario acompañé las resoluciones del juez”. Le reitero la pregunta. El Secretario del juzgado de Instrucción Nro.1 de la III Circunscripción Judicial Doctor Rodrigo Torres Muruat cuando acompañó, con su firma una resolución del juez; ¿estaba totalmente convencido? ¿No hubo marcha atrás? “Sí. Yo siempre estuve muy convencido de lo que firmé. Hasta el jueves pasado trabajé con un juez, el Doctor Roberto Saldaña que nos permitió participar. Insisto yo estoy convencido de lo que firmo, sino no rubrico con mi firma un expediente”.

 


 Mas Titulares...
  Agroindustria de la Nación participa de "Selva Adentro"
  Deporte Adaptado: Misiones cerró la participación en los Juegos Nacionales Evita en Chaco
  Alem ya palpita la Fiesta Nacional de la Navidad del Litoral
  “Sembrando Beneficios” entregó el kit N°59 en San Javier
  La municipalidad de Aurora firmó un convenio de cooperación mutua con la UNAU
  Passalacqua presidió la presentación del nuevo helicóptero para la Policía de Misiones
  Unidos por el deporte y los colores de Misiones



 


 

Inicio | Su Opinión | Archivo

Eldoradoalmundo.com.ar - Todos los derechos reservados