Así lo expresó Domingo Paiva, Secretario General del Sindicato Obrero de la Industria Maderera (SOIME) al reclamar al sector empresario la readecuación en los ingresos de los trabajadores. «Le pedimos a la cámara empresaria abrir una mesa de diálogo porque a pesar de haber cerrado el año con un incremento salarial del 44%, la inflación castiga a todos y especialmente al bolsillo de los trabajadores, recortando el poder adquisitivo de las familias. Por otro lado, sabemos que el empresario maderero nunca dejó de producir, tanto para abastecer el mercado interno como las crecientes exportaciones, así como lo aseguran las estadísticas industriales. Por eso creemos como organización gremial que se deben mejorar las condiciones salariales del trabajador. Ahora les pedimos a los empresarios que otorguen una actualización en los ingresos de los trabajadores y un bono para este tramo de los últimos tres meses del año». Paiva adelantó que en los próximos días está previsto se inicie la reunión paritaria, donde USIMRA -Unión de Sindicatos de la Madera de la República Argentina, presentará un proyecto para que la patronal evalúe la situación y conceda el aumento. «Nosotros vamos a sostener una firme postura como la que iniciamos con el estado de alerta y movilización hasta que la federación (FAIMA) responda a nuestra petición. Cuando hay crisis los empresarios pretenden hacernos socios, recurren al gremio, a los trabajadores, reducen la jornada laboral, y es el propio trabajador el que termina haciendo el mayor esfuerzo para salir de la situación. Ahora que sus facturaciones crecieron, que compraron nuevas maquinarias, que aumentaron las exportaciones, es tiempo que el empresario maderero también vea que el trabajador es parte del equipo productivo y que debe mejorar su situación salarial», enfatizó Paiva. Respecto al pedido del Sindicato de Obreros de la Industria de la Madera de reabrir paritarias, fuentes consultadas de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (APICOFOM) y la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP) coincidieron al asegurar tener un buen diálogo con el gremio, «cada uno defiende su postura. Habrá que seguir analizando, y ver como superamos juntos estos temas hasta inicios del próximo año, en la apertura anual de paritarias. Sabemos las dificultades que genera una inflación como la que vivimos, y que a todos golpea; especialmente a los salarios de la gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *