El pasado 19 de julio, trascendió la noticia de que una turista argentina sufrió un ACV en Bolivia y su familia debió pagar una importante suma de dinero para que le brindaran atención médica.

La familia de la mujer tuvo que pagar un total de 200.000 pesos por la internación post cirugía y por el traslado. Esto incluyó también a la sábana usada para atenderla. Posteriormente, los familiares se pusieron en contacto con la Cancillería para gestionar el uso de un avión sanitario.

La joven de 29 años, que es oriunda de Río Negro y se desempeña como docente, había viajado a la ciudad de Tarija y se descompensó por un ACV hemorrágico, siendo trasladada de urgencia a un hospital de Orán, en Salta, donde fue estabilizada y quedó internada.

Más polémica

El hecho trascendido en los últimos días incrementó la polémica tras el trágico fallecimiento de Alejandro Benítez, un docente jubilado salteño que también había viajado al país vecino junto a unos amigos a bordo de sus motos.

En aquella ocasión, el hombre fue embestido por un camión en una ruta y las autoridades bolivianas le exigieron que les pagaran con pesos bolivianos para atenderlo. Según denunciaron, no aceptaron el pago con pesos argentinos.

La salud, un bien preciado

Entre los desafíos que tienen las ciudades fronterizas a la hora de garantizar el acceso a la salud, se encuentran los legales, administrativos, políticos, de gobernanza, accesibilidad física, oferta de salud, disponibilidad y acceso a datos, en el área de comunicación, información y digitalización, y la ausencia de programas de cooperación.

Sin embargo,  en misiones la gestión de la salud local habilita estructuras de atención de la salud, y políticas de salud pública en una perspectiva transfronteriza.

Al servicio de todos

Todo esto no es casualidad, más bien, es el producto de un trabajo planificado, pensado y ejecutado con mucha dedicación, preocupación y ocupación por parte del Gobierno Provincial para garantizar el acceso a un sistema de salud pública ejemplar en toda la región.

En los últimos años, pero principalmente durante la pandemia, el Gobierno de Misiones puso al tope de la agenda la salud pública con el objetivo de robustecer y fortalecer su sistema de salud para garantizar el acceso de todos los misioneros.

En ese sentido, la ejemplar gestión de la pandemia, hizo que Misiones se destaque entre todas las provincias y se ubique entre una de las que mejor logró sobrellevar esta situación excepcional.

En esta tarea de robustecimiento del sistema de salud, el Estado provincial transformó al sistema de salud pública en un bien de altísimo valor puesto al servicio de todos los habitantes del territorio misionero de manera gratuita.

La eficiente gestión del gobierno provincial  con proyectos de salud innovadores llevó a Misiones al actual estado de desarrollo en la materia. En ese sentido, la modernización e incorporación de nuevos servicios y tecnología de avanzada convirtieron al Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga en el Centro de Atención de mayor complejidad de la región.

Partiendo de la premisa que gobernar implica eficacia para asegurar el resultado de las acciones del Estado, gobernar por y para los misioneros garantizando el acceso a un sistema de salud de excelencia es el horizonte de la actual gestión de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *