En Alemania, se colocan adoquines de bronce delante de casas de las víctimas del nazismo.
Un homenaje que se replicó en Argentina con las baldosas que se colocan frente a las viviendas de los detenidos-desaparecidos y/o asesinados durante el Terrorismo de Estado.
Es una forma de dejar una marca de su paso en la vía pública, en los lugares donde vivieron, estudiaron, trabajaron, militaron quienes después fueron perseguidos, secuestrados o asesinados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *