Los Ríos Libres de Misiones y del mundo amanecieron mas mojados que nunca. Con aguas que salieron de los ojos de todos los misioneros por el vuelo de uno de sus mayores defensores: nuestro querido hermano, amigo y maestro Horacio Goytia. Estamos convencidos que esta tristeza es colectiva porque es lo que Horacio supo hacer y construir: en el No a Corpus año 96, tu presencia en las asambleas, marchas; con Manu y Juancito repartiendo volantes. Hoy en tu viaje te decimos Hasta Siempre.
Por Juan Carlos Magliano, Eldorado; Misiones.