Sonia Martorano dijo que la relajación social produjo nuevos positivos del coronavirus y mencionó también a las reuniones y encuentros familiares. “No podemos tener un policía en cada reunión o en cada bar”, aseguró.

Martorano explicó que decidieron restringir los encuentros familiares en toda la provincia a partir del relajamiento de las medidas preventivas impuestas para evitar la propagación del coronavirus. “No podemos tener un policía en cada reunión o en cada bar”, le indicó la funcionaria provincial a La Capital.

La titular de la cartera sanitaria provincial reveló que las reuniones y asados masivos, en la que se compartía el mate u otro tipo de bebidas, fueron las que dispararon la mayor cantidad de casos en los últimos días en las localidades de la región. Y que en Santa Fe y Rosario también se percibieron relajamientos en las medidas preventivas previstas en el protocolo de Covid-19, lo cual llevó a la clausura de una decena de locales en la ciudad.