Dictaminada en comisión de género en la cámara de representantes, avanza la iniciativa que tiene por objetivo visibilizar, erradicar y prevenir la violencia política contra la mujer en los ámbitos públicos o privados en los que se desarrollan.

Entre los fundamentos del proyecto de ley presentado por la diputada provincial Silvia Rojas, se considera violencia política a toda acción, conducta u omisión realizada de forma directa o a través de terceros que cause daño o sufrimiento a la mujer o tenga por objeto menoscabar, anular, impedir/restringir y obstaculizar el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos políticos en el ámbito privado como público, incluyendo partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales o de estudiantes.

En el proyecto, la legisladora fundamenta que “erradicar la violencia a las mujeres en el ámbito político es una tarea dificultosa que la realizamos ya de hace varios años. Los distintos tratados internacionales, obligaron al Estado Nacional y por ende a las provincias a implementar políticas públicas que se encuentren orientadas a sancionar y erradicar la violencia no solamente interpersonal, sino también en el orden económico, patrimonial y simbólico”.

En la defensa de su proyecto, Rojas manifestó en comisión que “si bien hay espacios políticos que contemplan la participación de las mujeres como el de la Renovación, no hay que olvidarse que fue necesaria la sanción de una ley como paridad de género para que las reparticiones de los cargos electorales sean de manera equitativa”.

Por otro lado, sostuvo “las mujeres que tenemos la oportunidad de ocupar lugares y espacios, tenemos una obligación moral de trabajar por la igualdad de condiciones en la participación política. Este proyecto es una deuda con la política militante, con las mujeres que ocupan cargos públicos o bien son activistas comprometidas en distintas causas sociales”.

Además, agrega “la violencia hacia la mujer es una realidad reflejada en el ámbito político, reconocerla y exponer las malas costumbres arraigadas en la actividad política es un gran avance. Pretendemos tipificar los tipos de violencia que se sufre en la vida social, y esto nos permitirá eliminar los obstáculos que encuentran muchas mujeres en la participación activa en los ámbitos públicos o privados”.

La ley 27.533 sancionada por el congreso nacional apunta a visibilizar y prevenir la problemática con sanciones a quienes obstaculicen o restrinjan la libre participación política de la mujer, o intenten vulnerar sus derechos de participar en igualdad de condiciones con los varones.

“De aprobarse esta ley, no solo combatimos la violencia política, sino que es una herramienta más que viene a completar a las leyes sancionadas de cupos y e paridad de géneros, asegurando mayor participación femenina en los ámbitos de las decisiones” remarco Rojas.