Nuestros almacenes son una alternativa real al esquema de comercialización convencional, acortando las distancias entre productores y consumidores. Ofrecemos frutas, verduras, lácteos, productos de almacén y productos cooperativos, de una red de Familias Trabajadoras de la Tierra y cooperativas de todo el país.

Entendemos que para lograr Soberanía Alimentaria es necesario desarrollar puntos de venta directos, con alimentos sanos y sin manipulación de precios.

Los precios de venta de nuestros almacenes los discutimos y los fijamos mediante asambleas, donde las familias trabajadoras de la tierra somos el principal actor. De esta manera, en el campo recibimos lo justo por nuestro trabajo y podemos proyectar nuestra producción y nuestra vida cotidiana. Sabiendo cuanto vamos a recibir por la cosecha, podemos saber que plantar y como vivir. Los precios los definimos por temporada y duran 4 meses. Es decir que nos corremos del juego de la oferta y la demanda del mercado.

Acá no hay consumidores sino que hay un pueblo que tiene que trabajar y vivir dignamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *